… y entonces descubrió, en un instante, que había mas aire en su sombra… y quiso saber volar…

WEB: Sozapato

 


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados con *

*

© Todos los derechos reservados a favor de los autores. Las obras contenidas en este sitio web no deben reproducirse sin previa autorización de su respectivo autor.